Estamos trabajando en la descripcion...

Los desafíos invisibles de ser madre o padre

Los desafios Invisibles

El libro Los desafíos invisibles de ser madre o padre se completa con “FICHAS DE TRABAJO”. Ser madre o padre es una de de las tareas más importantes y a la vez una de las más complejas de todas las actividades humanas. ¿Cómo se llega a ser una buena madre o un buen padre? Por una parte, se aprende a serlo sin que se enseñe de una manera explícita, pero además las competencias parentales se adquieren de una manera implícita, desde el momento mismo del nacimiento, incluso desde la vida intrauterina. Hoy sabemos que las capacidades de apegarse y empatizar son fundamentales para ser una madre o un padre suficientemente bueno y que estas capacidades emergen en la maravillosa experiencia de la impronta, del apego y del buen trato. Los buenos tratos a la infancia y las competencias parentales son parte de un mismo proceso. Estas páginas están dirigidas a describir este proceso y su corolario: cuando las historias de vida y los contextos sociales y culturales no permiten que los adultos adquieran esas competencias,  existe un riesgo que reaccionen inadecuadamente con sus hijos o hijas y, en los casos más graves, produzcan los diferentes tipos de malos tratos infantiles. Las crías humanas son totalmente dependientes de las competencias de sus madres y padres o de otros sus cuidadores para sobrevivir y desarrollarse sanamente. Por esta razón, evaluar las competencias y la resiliencia parental resulta esencial para paliar las consecuencias en los hijos de las incompetencias parentales, para organizar programas de apoyo para madres y padres y para tomar las mejores decisiones en casos de divorcio. Este libro, escrito por dos profesionales reconocidos por sus prácticas de apoyo a niños y a niñas —y a sus madres y padres o cuidadores—, ofrece un apoyo especial para las madres y padres biológicos, adoptivos y acogedores y para todos aquellos profesionales que desde el afecto y la promoción de la resiliencia, anhelan un mundo mejor para la infancia. El excelente nuevo libro de Jorge Barudy y Maryorie Dantagnan. Recomendamos su lectura a todos los que trabajan y se interesan por la protección a la infancia.

“El síndrome de salomón: el niño partido en dos”

El sindrome de Salomon

-      Barbero, María. Bilbao, María.  “El síndrome de salomón: el niño partido en dos”.  Desclée De Brower.

 

“La adopción: un viaje de ida y vuelta”.

La adopción: un viaje de ida y vuelta”

La adopcion

Colodrón Gómez-Roxas, Alfonso. (2008)   Desclée De Brower.

La Crisis

La crisis

La infancia es un periodo idílico, feliz, por la falta de preocupaciones y responsabilidades. Al menos, en la teoría. Según los especialistas en psicología y psiquiatría, desde que comenzó la crisis económica ha aumentado el número de niños que acuden a las consultas por el estrés que padecen, y cada vez a edades más tempranas. «Se dan más casos sobre todo en las familias de clase media —asegura Josep Cornellà, presidente de la Sociedad de Psiquiatría Infantil de la Asociación Española de Pediatría—.

Hay una clara explicación: los niños de clases bajas, e incluso en situación de pobreza, saben lo que es sobrevivir con carencias, pero cuando un niño de clase media percibe cierta tensión en su hogar y se enfrenta a que sus padres le nieguen, por ejemplo, una actividad de ocio o que le compren algo, le repercute muy negativamente porque no sabe adaptarse a la nueva situación».

Una situación que se le escapa de las manos y les causa ansiedad. «Las dificultades adaptativas son muy frecuentes porque los niños hoy no tienen imaginación —asegura Josep Cornellà—. El juego imaginativo da salida a muchas dificultades y frustraciones». Lo malo, como apunta, es que ahora los padres pasan muy poco tiempo con sus hijos por los horarios de trabajo y los niños «juegan mucho con el ordenador, que para nada fomenta la imaginación».

No obstante, cuando la tensión se apodera de un hogar en el caso de que uno, o los dos progenitores, pierden su empleo, no hay que trasladar la preocupación a los hijos. Ante la dificultad observarán cómo los padres, que son su modelo a seguir, intentan resolverla. «Aun siendo pequeños perciben que algo pasa y hay que explicarles que hay un problema, pero que saldrán adelante —explica Arancha Ortíz, psiquiatra de niños y adolescentes del Hospital Universitario La Paz de Madrid—. Jamás hay que quitar la esperanza a un niño».

Leer más: La Crisis

sistemas by norlan.es